martes, 17 de junio de 2008

DESGRACIAS DE LA VIDA

Transformar un hecho cualquiera en una desgracia depende totalmente de mi estado de ánimo, yo vuelvo a mi mundo oscuro, malo y detestable. Soy buena haciéndolo.

3 comentarios:

Kuroneko dijo...

Vaya, tantas entradas no se donde mismo dejar un comentario.
Parece un laberinto pero es divertido eh! Eso es díficil de lograr.
Me da la impresión de que no existieras.

Eni K. Splendorosa dijo...

A mi me da la misma impresión a veces!!!

wAlter diEgo dijo...

ya me perdí por aquí, y ahora como salgo?... jeje